Calidad no cantidad la clave para la creación de una marca

post date

brandLa palabra “Contenido” es una palabra que últimamente escuchamos a diario, y por alguna buena razón, desde su nacimiento internet ha ido creciendo hasta convertirse en uno de los principales proveedores de contenido que la humanidad haya visto hasta ahora. El contenido es lo que hace que la red funcione, es su sangre y si la calidad de ese contenido no es buena, si no tiene sentido, si no es actual, ésta dejaría de ser relevante, perdería todo su interés y se desvanecería en el olvido.

Por suerte este no es el caso. Internet es un recurso fantástico, un recurso que está creciendo a un ritmo exponencial. Un dominio lleno de maravilloso contenido de primera puede suponer una gran diferencia para aquellos que utilizan los poderes inherentes de ese contenido. A través del contenido es como te encontrarán online, es tu voz cuando no estás presente en carne y hueso, habla por ti al consumidor, así que trátalo como es debido. El contenido que publiques provocará una impresión instantánea de ti en el consumidor y esa primera impresión puede ser el único contacto que tengas con él, por lo que es crucial que la información que transmitas y cómo lo hagas esté acorde a los más altos estándares de calidad.

Desafortunadamente por cada ying hay un yang, y por todo el contenido de buena calidad que está disponible en internet, encontramos la misma cantidad o más en contenido pobre y de mala calidad. Aquellas marcas que buscan crear su propia identidad y reputación y ser conocidas como las marcas de referencia en su campo y posicionarse como voces de autoridad en el mismo, simplemente deben asociar su marca al contenido de mayor calidad.

Una buena práctica que es bastante habitual es unir el propio contenido a otro, algo que las marcas que querían estar continuamente en la mente de los consumidores ya venían haciendo mucho antes incluso de la llegada de Internet creando siempre contenido de altísima calidad. Sin embargo esto requiere mucho esfuerzo y es entonces cuando se pone en marcha la tarea de enlazar el propio contenido con el ajeno. Pero es también en este momento en el que las aguas se enturbian, ¿enlazas tu contenido con sucesos actuales simplemente porque son, actuales? o ¿mantienes una actitud profesional y sólo te asocias con contenido que incumbe a tu industria incluso si ello significa no tener contenido que publicar ese día? ¿Sacrificas calidad por cantidad?

publicación digital

Calidad vs cantidad

La respuesta más obvia es “no”, pero no siempre es tan sencillo. Ya hemos hablando antes de que es necesario mantenerse activo a la hora de producir contenido, pero ¿qué pasa si no tienes nada que publicar? ¿qué haces entonces? Puedes pasarte horas y horas barriendo la red en busca de información relevante para tu campo con la que enlazar tu propio contenido, pero eso supone mucho tiempo y el tiempo no es algo que se pueda perder en un mundo dominado por la tecnología.

Durante los primeros años de internet y SEO, era habitual producir contenido en grandes cantidades, cuanto más contenido se expusiera mejor, todo con el objetivo de ganar atención. Sin embargo, de la misma manera que la tecnología ha avanzado, los buscadores también han refinado sus algoritmos y lo han hecho hasta tal punto que si el contenido publicado no es bueno, no sólo estarás creando una mala impresión, sino que tu visibilidad en los resultados del buscador también se verá afectada, haciendo que sea más difícil que los consumidores te encuentren.

El mayor miedo de las grandes marcas y empresas es ser irrelevantes, quedarse obsoletas a los ojos del consumidor. Es por ello por lo que es de entender que quieran mantener un flujo continuo de información, pero es la calidad de ese contenido lo que realmente les debería preocupar. Afortunadamente hay formas de evitar esto, existen herramientas como Hubs que de una manera muy sencilla ayuda a generar contenido y a vincularlo con contenido de alta calidad dentro de tu campo de actividad. De esta forma si por ejemplo eres un distribuidor de piezas de automóvil, sólo tendrás que organizar tu Hub para que produzca no sólo tu contenido pero que lo relacione con el contenido de alta calidad disponible en la red que tenga que ver con la comercialización de coches. De esta forma te estarás posicionando como una fuente de conocimiento que el consumidor puede visitar cuando busque información acerca de cualquier cosa que tenga relación con la industria, incluido tu contenido. El consumidor estará agradecido porque le ayudas a ahorrar tiempo y tú como marca estarás ahorrando esfuerzos en marketing al mismo tiempo que ofreces un contenido de alta calidad. Si además combinas esta estrategia con el hecho de estar disponible en todos los dispositivos, algo imprescindible hoy en día por el crecimiento del uso de las tabletas y los smartphones, estarás asfaltando tu camino hacia el éxito.

Desmiente la necesidad de sacrificar calidad por cantidad.

Prueba Hubs hoy mismo.

By
Adaptado por Carla Rucián Iraola

 

Copyright © 3D Issue Ltd 2016. All rights reserved.