Apple al ritmo de la música

post date

Screen Shot 2014-05-09 at 12.29.45La semana pasada escuchamos rumores de que Apple inició un proceso que parece ya bastante avanzado para adquirir Beats International, la compañía fabricante de cascos de música y proveedora del servicio de música en streaming confundido por el ya famoso en el mundo del hip-hop Dr.Dre. El acuerdo, dado a conocer por el Financial Times,  se cree que alcanzaría los 3.200 millones de dólares (3.2 billones de los americanos). Dicha transacción representaría si se llevara a cabo la mayor compra realizada por Apple.

Fundada en 2008 por Dr.Dre y el productor de música Jimmy Lovinej, Beats ha lanzado este año un servicio de música que se ha ganado los aplausos gracias a su elegante diseño y la curación de música realizada por una persona frente a los algoritmos que determinan las listas de música de los servicios de la mayoría de los competidores. Beats estaba antes en manos mayoritarias de HTC, pero estos vendieron la mitad de sus acciones en Julio de 2012 por 150 millones de dólares y las restantes por 256 millones de dólares en Septiembre del pasado año 2013.

Así que, ¿por qué?

A ojos de muchos Apple ya no es la gloriosa empresa que fue en su día, han pasado de ser una empresa que disfrutaba de ir de rompedora innovación en rompedora innovación a una compañía que tiene más rumores sobre sus productos que productos en sí mismos. Los dispositivos que sacaban a la venta hace algunos años eran considerados como los más chic, los mejores, los más de moda, tener un producto Apple era lo último, algo necesario entre las masas. Eran inventos que creaban histeria entre los consumidores de todo el mundo, la gente se pegaba por adquirir uno a la salida de las tiendas de Apple el día que iban a salir a la venta después incluso de haber estado días enteros haciendo cola a las puertas de la misma. Apple parece haber perdido esa magia, ya no es la marca invencible de la pasada década, hoy parecen ser una marca que como poco está desprovista de nuevas y frescas ideas, mientras que sus rivales se han hecho fuerte y han avanzado con sus tecnologías. Necesitan desesperadamente recuperar el brillo que tenían hace algunos años, y aunque este último paso por parte de Apple (si finalmente llega a puerto), puede no ser la respuesta final, puede ser un paso firme hacia ese camino.

Screen Shot 2014-05-09 at 12.30.45

* Jimmy Lovine (imagen cortesía de rapgenius)

Probablemente pienses que tampoco es una idea tan descabellada, al fin y al cabo Apple fabrica teléfonos y los teléfonos necesitan cascos… ¡el matrimonio perfecto! No exactamente, la marca Beat no es precisamente popular entre los literatos de la tecnología, mucho menos entre aquellos que escriben sus críticas sobre los últimos productos tecnológicos. De hecho, han llegado a ser incluso catalogados como auriculares que lo único que tienen es diseño y apariencia.  Sin embargo, este acuerdo es parte de una estrategia mucho más grande. Los cascos que están disponibles a través de las tiendas de Apple en todo el mundo, son sólo una pequeña porción de los motivos por los que Beats resulta atractiva para una empresa como Apple y para Tim Cook en particular.

Este acuerdo tiene mucho más que ver con el popular servicio de streaming de Beats, un servicio que sería el ingrediente perfecto para el mercado de la distribución de música que a Apple parece estar escapándosele de las manos. Una asociación como esta podría convertir a Apple en un gigante de la industria de grabación musical que no necesita de intermediarios, algo que definitivamente haría temblar a más de una gran discográfica.

Al ritmo de la música

La propia plataforma de streaming, aunque empezó con sus más y sus menos, es la plataforma de streaming para música con mejor aspecto disponible hoy en el mercado. A pesar de que Apple no lo hace tan mal como vendedor de música, iTunes en si mismo no disfruta de mucha popularidad y rara vez es la primera opción entre los amantes de la música. Spotify y otras marcas han dominado este mercado de la forma en la que Apple dominó en su momento el mercado de las tecnologías más visionarias. La compra e integración de Beats, podría dar finalmente a Apple la plataforma que necesita para ganar relevancia y presencia en un cada vez más competitivo sector.

No cabe duda de que Beats consiguió sobremanera situarse con éxito en el mercado, y ello incluso cuando las voces críticas consideraban que otros auriculares eran superiores. Beats fue capaz de capturar la imaginación de los consumidores. Beats era la marca de los niños guays, aquellos que todos querían y necesitaban tener, su marketing e imagen de marca eran increíbles en todos los aspectos. Una estrategia que ha florecido y que se ha visto aumentada con la plataforma para escuchar música por streaming, que no hace más que ganar más y más aplausos cada día que pasa. Este producto dispone de encomiables características dentro de su campo y Apple parece estar de acuerdo a ofrecer 3000 millones de dólares.

Una de las características más destacables de Beats es “The Sentence” (La frase), que aunque parece un poco rara (puedes verla más abajo), logra obtener unos resultados bastante sorprendentes y responde a la pregunta clave que todos los aficionados a la música se hacen alguna vez ¿Qué quiero escuchar ahora?

 

Screen Shot 2014-05-09 at 12.31.35

Image courtesy of Beats.

Los servicios de streaming son un negocio en ebullición en la era moderna y digital, mientras que la música es uno de los sectores en los que los dominios están más asentados y establecidos de la mano de compañías como Spotify o Pandora, recientemente hemos visto como otras industrias editoriales han seguido esta tendencia y hemos asistido al nacimiento de por ejemplo Netflix como uno de los servicios de streaming para películas más popular del planeta.

Hemos visto cómo servicios de suscripción han crecido exponencialmente en un corto pedido de tiempo, todo está hoy disponible en cualquier lugar y momento. La industria editorial ha pasado por una época de transición en los últimos en la que Internet era visto más como una amenaza por todos los creadores de contenido de todas las industrias, que como el salvador que muchos consideran que es ahora.

El sector de las revistas en particular vio Internet como un monstruo amenazador desde el primero momento. “Si la gente lee su contenido online ¿qué vamos a hacer nosotros? Nuestras revistas no se venden”, lloraban muchos. Bueno, como muchas cosas en esta vida, la respuesta estaba delante mismo de sus ojos, el problema es que con tanta lágrima no podían verla. Con el nacimiento de los smartphones y las tabletas y su gran adopción por parte de los consumidores, la industria ha dado un giro a la situación y han nacido empresas como Readly, servicio de suscripción que da acceso a un número ilimitado de revistas digitales de las marcas colaboradoras y de la que os hablábamos allá por marzo cuando salió al mercado.

ES 2014 editions

Siguiendo la estela de Netflix y Spotify, Readly abrió sus puertas a los editores de revistas de todo el planeta. Originariamente fue lanzado en EEUU y Suecia y ahora está disponible en el Reino Unido. Los subscriptores tienen 114 revistas disponibles (418 si contamos los títulos de EEUU y Suecia) entre los que elegir. Además pueden ver de cada uno de ellos los últimos 12 números publicados. Los títulos están disponibles para Android, iOs y Windows phone por tan solo 9.99 libras al mes. Y se espera que se incorporen al servicio nuevos editores y títulos. Entre la lista de colaboradores que ya forman parte del servicio encontramos Haymarket, IPC, DC Thomson, Chelsea Magazines, Saga Plublishin, Aceville, Eye to Eye, Wild Bunch Media, Time Out, The Lady, Prospect, Rouleur y Greenways.

Esta claro que este tipo de servicio ha ganado en popularidad y que se mantendrá así durante un tiempo. La adopción de los smartphones y las tabletas en nuestra vida diaria lo requiere. Los editores tienen que aceptar estos métodos de distribución y aplicarlos a su negocio, así estarán dando la vuelta a su suerte.

Generarán nuevas fuentes de ingresos gracias a la plataforma de publicación digital. El mundo está en la red, y Readly es otra prueba del éxito que puede lograrse implementando la tecnología digital en el negocio, algo que bien sabe hacer 3D Issue.

¿Has pensado alguna vez en probar la plataforma digital? ¿te pica la curiosidad de cómo podrían transformarse tus publicaciones impresas y del potencial que ganarían?

Entonces, ¿por qué no pruebas hoy gratis el programa 3D Issue? no tienes nada que perder y si mucho que ganar. Pregúntale a Tim Cook.

By
Adaptado por Carla Rucián Iraola

 

Copyright © 3D Issue Ltd 2016. All rights reserved.